Tel: 664 794 463 - Tel./Fax: 952 70 18 94 - Dir: Calle Carreteros N24B, 29200 Antequera (Málaga) javisanchez@electronicatorcal.es

El frigorífico es uno de los electrodomésticos que más utilizamos en casa. De hecho, lo usamos constantemente, ya que trabaja las 24 horas del día conservando los alimentos. Puede que uses un modelo combi o refrigerador y congelador por separado, pero los problemas más frecuentes son comunes: falta de frío, condensación excesiva o fallo de iluminación. ¿Quieres que te enseñemos varios trucos para cuidar tu frigorífico?

Trucos caseros para el mantenimiento del frigorífico

Dejando aparte las posibles roturas que precisen la asistencia de un experto en reparación de electrodomésticos, con estos sencillos consejos podrás mantener el frigorífico como nuevo:

1. Mantén limpios y ordenados cajones y bandejas para proteger los alimentos de posibles bacterias. Además, sobrecargar demasiado este electrodoméstico puede hacer que pierda frío.


2. Vigila la temperatura: lo ideal es que el frigo esté entre los 5 y los 7 grados; el congelador, no inferior a los 18 bajo cero. Ten en cuenta que si bajas de estas temperaturas puedes estar forzando el motor y reduciendo la vida útil del frigorífico.


3. Si “pierdes” la luz de la nevera, avería bastante común, no te preocupes. Probablemente sea la bombilla fundida. Retírala con cuidado y llévala a un comercio de electricidad para que te den una nueva. Tú mismo podrás sustituirla sin problema.


4. Comprueba cada cierto tiempo el estado de las gomas del frigorífico y cámbialas si están deterioradas. El mantenimiento de los burletes es imprescindible para que el cierre siga siendo hermético y evitar pérdidas de temperatura. Una empresa especializada puede encargarse de ello si no lo has hecho nunca.


5. Si notas que tu frigorífico no-frost pierde agua, junto al deterioro de las gomas que hemos mencionado, también puede deberse a la rotura u obstrucción de la bandeja de drenaje. Vigila y limpia estos componentes para prolongar la vida de tu frigorífico. Si no cuenta con tecnología no-frost, tendrás que descongelar periódicamente la zona de congelador para mantener su eficiencia.

Algunas averías mayores como la rotura del termostato o el compresor te obligarán a acudir al servicio técnico o incluso cambiar de aparato, pero mientras tanto, con estos consejos de mantenimiento podrás disfrutar tu frigorífico por más tiempo. ¡Como siempre, mejor ser previsor!